16 enero, 2021

Pleurobot, el robot salamandra del futuro

El Instituto Federal de Tecnología en Lausana ha creado Pleurobot, un modelo de robot capaz de emular tanto el esqueleto físico como la capacidad de movimiento de una salamandra. Además de lo curioso del invento, se trata de una creación que podría aportar muchas ventajas al campo de la movilidad asistida.

Los robots del tipo salamandra no son algo nuevo, el mismo Instituto ya presentó en 2007 una primera versión de Pleurobot que introducía una novedosa columna vertebral robótica. Eso sí, el nuevo avance ha sido capaz de crear un movimiento similar al de los reptiles.

Robot Pleurobot
                                                        El futurista aspecto de Pleurobot

Pleurobot, un reptil robótico muy avanzado

Las continuas investigaciones y trabajo desarrollado sobre Pleurobot han permitido a los investigadores crear una columna artificial que, aunque no cuenta con el mismo número de vértebras que una salamandra real, se mueve de manera fluida y muy precisa. Las piezas empleadas en el robot han sido diseñadas y fabricadas mediante un sistema de impresión 3D, mientras que el resto del robot lo integran una serie de circuitos y sensores que logran imitar el funcionamiento de un sistema nervioso.

El robot Pleurobot puede ser sumergido y resistir al agua sin sufrir daños ni ver mermado su funcionamiento. Esta característica permitirá a los investigadores visualizar el comportamiento y estrés al que es sometida una columna vertebral.

En el futuro, los avances logrados con este robot servirán para la creación de robots más flexibles y hábiles con otras estructuras mayores. No obstante, sus avances también podrían ser útiles para desarrollar nuevos métodos y maneras de ayudar a los pacientes con movilidad reducida. Hablamos de la posibilidad de crear nuevos exoesqueletos que ayuden a facilitar las tareas del día a aquellos que se ven privados de movimiento en mayor o menor grado.

3 comentario en “Pleurobot, el robot salamandra del futuro

  1. Se trata de que la salamandra ejecuta una serie de movimientos y torsiones mucho mayores que los que se pueden realizar con una columna humana. La idea es que entendiendo esos movimientos, se podrían llegar a fabricar exoesqueletos y estructuras similares cuya flexibilidad y resistencia serían mayores. De ahí que se pueda pensar en futuras mejoras aplicadas al campo de la movilidad asistida. Gracias por comentar.

  2. Mucho sentido no le encuentro a que lo haya hecho con forma de Salamandra pero si como dices al final del post esto ayuda a personas que tienen problemas pues animo a que sigan intentándolo 🙂

  3. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *