Smartwatches prohibidos para los niños en Alemania por espionaje

Cuando nos hicimos eco de Vivofit jr 2, la pulsera infantil de Garmin para la actividad física, pensábamos que ese sector de público joven podía convertirse en una baza a favor para el sector de los wearables. Un jarro de agua fría se cierne sobre esa idea, puesto que las últimas noticias procedentes de Alemania hablan de smartwatches prohibidos para niños.

La venta de relojes inteligentes para niños acaba de ser prohibida en el país europeo, ya que el organismo regulador de telecomunicaciones del país los ha etiquetado como “dispositivos espía”. Una normativa que sin duda afectará de lleno al sector de los wearables y que podría conllevar efectos devastadores.

Smartwatches prohibidos para niños en Alemania

Aunque se podría decir que los wearables creados para niños de 5 a 12 años, a menudo parecen juguetes, también es cierto que están diseñados para permitir que los padres escuchen a distancia en el entorno del niño a través del micrófono interno, y todo ello sin previo aviso, lo que supone una funcionalidad similar a la de una escucha telefónica.

La Agencia Federal de Redes de Alemania dice que los relojes “deben ser considerados como un sistema de transmisión no autorizado”, ya que violan las leyes del país contra la grabación de conversaciones privadas sin permiso. Los dispositivos están pensados para permitir a los padres comprobar la seguridad del niño: al utilizar una aplicación móvil de forma similar a un monitor de bebé, pueden oír lo que ocurre alrededor del niño sin alertarlo.

Ante tales afirmaciones, la primera reacción lógica es de sorpresa, ya que nadie acaba de entender eso de que un padre pueda ser acusado de espiar a sus hijos a través del smartwatch. Sin embargo, tal y como encontramos en SlashGear, los problemas aparecen al descubrir los usos y aplicaciones que ciertas personas estarían haciendo de estos dispositivos.

“Según nuestras investigaciones, los padres estaban usando los relojes, por ejemplo, para escuchar a los maestros durante la clase”, dijo Jochen Homann, presidente de la Agencia Federal de Redes. Al regulador no sólo le preocupa la idea de que los dispositivos abren la puerta a la recopilación de datos y al espionaje de los niños, sino que también podrían utilizarse para fines de espionaje más amplios.

¿Necesidad de nuevas regulaciones?

Además de poner el dedo acusador sobre los smartwatches prohibidos, el gobierno alemán va un paso más allá y pide a los padres que ya han comprado uno que lo destruyan, sugiriendo que sean aplastados por un martillo. Una recomendación que nos parece algo anticuada además de innecesaria.

La cuestión que desvela todo este asunto de los smartwaches prohibidos no es otra que que habrá que adaptar las regulaciones y leyes a los nuevos dispositivos. Y es que no puede ser que un dispositivo que nos permite luchar contra la hipertensión y la apnea del sueño sea prohibido cual espía soviético durante la Guerra Fría.

(Visited 44 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://proyectogadget.com/smartwatches-prohibidos-ninos-alemania