Exempleados no podrán comentar negativamente en Google Maps

Tras descubrir el tiempo de espera para un restaurante, otra sorpresa de Google Maps, algunos pensaban que lo habíamos visto todo de la aplicación de mapas de Google. No obstante, otros tantos predijeron que dar con una nueva sorpresa era solo cuestión de tiempo, y así lo podemos corroborar tras conocer su nueva función relacionada con los exempleados de una compañía.

Suele suceder que los exempleados descontentos, aquellos que se sienten ofendidos de una manera u otra, tengan tendencia a aliviar su frustración en línea. Uno puede encontrar cierto sentido de la justicia o venganza difundiendo mala imagen de su antiguo lugar de empleo en Internet, y el principal lugar para desarrollar esa venganza suele ser Google Maps.

Google Maps se cubre contra las iras de exempleados

Pero eso se acabó tal y como descubren en SlashGear. El gigante de Internet ha actualizado su política de Google Maps para prohibir ese tipo de valoración específica: la que un exempleado deja para su empresa. De este modo se busca terminar con el tipo de venganza que hemos descrito previamente.

Aunque en ciertos casos los exempleados pueden tener algo interesante que comentar sobre la gestión en la empresa que abandonan, también existe la posibilidad de que su revisión no sea relevante para las personas que la leen. Esas personas son, en la mayoría de los casos, clientes potenciales que pueden estar más interesados en saber si la comida sabe bien que cómo son las prácticas gerenciales de la empresa.

Las revisiones están destinadas a ser de clientes para los clientes, y un exempleado  (potencialmente con rencor) no entra en esa categoría. Ahora Google ha actualizado su política de revisiones para dejar claro que los antiguos empleados que dejan comentarios en la lista de una empresa infringen las directrices de revisión.

Esto es una buena noticia tanto para los usuarios de Google Maps como para las empresas. Los empresarios no tendrán ya que sufrir revisiones potencialmente dañinas a manos de exempleados que pueden tener un interés en perjudicarles y los clientes potenciales no tendrán que filtrar estas opiniones para encontrar la información que están buscando.

¿Se coarta la libertad?

También es cierto que algunos podrán pensar que esta medida favorece a las empresas y les da facilidad para esconder sus trapos sucios. Si bien es cierto que en una pequeña parte se podría interpretar como una pérdida de libertad de expresión de los exempleados, también es cierto que Google Maps tampoco fue creada para ser una plataforma de desahogo o de exponer prácticas empresariales.

Nunca estaremos a favor de medidas que reducen la libertad de expresión, aunque en esta ocasión entendemos que las novedades van más encaminadas hacia lograr que el servicio se limite a servir para lo que fue creado en su origen.

(Visited 63 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *