Los drones de pasajeros, una opción real de futuro

Podríamos estar cerca de experimentar un buen cambio en la aviación comercial tal y como la conocemos. Si nos fijamos en la última década, la llegada de las compañías low-cost ha revolucionado totalmente el panorama, de forma que viajar en avión ha pasado a ser un trámite común para la mayoría de los viajeros.

Aumentado el tráfico de personas, ahora el sector afronta un avance en el medio en sí, un avance que bien podría pasar por la llegada de aviones supersónicos como el Boom, pero que según algunos podría ir incluso más allá y reconvertir los viajes de avión en viajes tripulados en drones.

 

Conducción autónoma

Si nos paramos a pensar en cómo de preparado está el mercado o el universo tecnológico para la llegada de este tipo de transportes, podemos encontrar un panorama bastante avanzado. Los drones continúan su veloz evolución como demuestran creaciones como el dron submarino que graba los peces en 4K. Y en cuanto a la conducción autónoma, está claro que se trata de una realidad inminente.

Desde TechCrunch indican que compañías como Uber, Tesla o Google podrían ofrecer servicios de transporte autónomo dentro de entre tres y cinco años. A la vista de esto, parece que el hecho de que esos transportes sean a través de vía terrestre o vía aérea es más una opción a desarrollar que una utopía.

Con toda esta evolución en el punto de mira, uno podría pensar que también aparece la opción de desarrollar coches voladores, o como mínimo vehículos unifamiliares que permitan el transporte a través del aire, pero esto también implica una necesidad de aprendizaje por parte de los conductores/pilotos.

Si actualmente un usuario que desee pilotar una avioneta o vehículo similar debe adquirir práctica y horas de vuelo, con un coche volador seguiríamos teniendo las mismas necesidades. Y finalmente esto se convierte en otra razón para fortalecer los teóricos drones voladores de transporte.

El punto clave

Si bien el desarrollo tecnológico y los logros actuales nos indican que el mundo podría estar preparado para dar a luz estos drones de transporte, aún hay un inconveniente en el horizonte. Ese punto negro es la autonomía, que no permite realizar viajes demasiado largos en el tiempo.

 

La autonomía va a ser el próximo caballo de batalla para las empresas involucradas en este nuevo hito tecnológico. El pasado mes de junio la firma china EHang recibió permiso para poner a prueba sus prototipos en Nevada, así que podéis imaginar que los responsables ya se han puesto manos a la obra para salvar obstáculos.

Y es que no sólo en EEUU han mostrado interés por ayudar a desarrollar esta nueva posibilidad. En la ciudad holandesa de Delft, han llegado a un acuerdo para desarrollar una red dedicada a drones autónomos. Dicha red incorporará estaciones de carga e incluso zonas para alquilar estos vehículos. Un síntoma de que la apuesta por los drones de pasajeros es fuerte y factible.

Los más optimistas hablan de una llegada al mercado comercial que podría producirse en los próximos diez años. Algo nos dice que esas previsiones son demasiado positivas, ya que en este tipo de asuntos suele suceder que la evolución va mucho más rápido que el avance de las leyes y reglamentos.

Y ese, sin duda, va a ser otro posible campo de espinas para los drones de pasajeros. Imaginamos que las mismas compañías aéreas actuales podrán ver la posibilidad como una posibilidad de reconversión o ampliación del sector del negocio, pero también hay que tener en cuenta los nuevos permisos, normativas,.. que se implementarán. Por no hablar de qué podría suceder con la existencia de los actuales pilotos de aviones comerciales.

2 comentarios sobre “Los drones de pasajeros, una opción real de futuro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://proyectogadget.com/drones-pasajeros-opcion-real-futuro