El control doméstico propuesto para la Inteligencia Artificial

La proliferación de las películas de ciencia ficción en las que los robots toman el control y se enfrentan al sistema, unida a noticias como que la Inteligencia Artificial aprende a predecir a los humanos, ha dado lugar a una creencia de que el mundo tecnológico en el que vivimos podría llegar a sucumbir ante los robots.

Lo cierto es que las probabilidades de que algo así llegue a suceder son, actualmente, mínimas, pero en Google y Open AI no quieren correr riesgos y ya se han puesto manos a la obra para evitar todas las posibilidades de que una situación de tal calibre se llegase a producir.

Control mediante machine learning

Tanto Google, a través de su división DeepMind, como Open AI son compañías cuya investigación en el terreno de la Inteligencia Artificial se encuentra en fase avanzada. Probablemente debido a este último motivo, los responsables de ambas firmas se encuentren en posición de teorizar sobre el presente y futuro del sector.

Pues bien, en el aspecto teórico, está teniendo una gran relevancia un artículo de investigación que presenta un nuevo método de machine learning a introducir en los dispositivos con Inteligencia Artificial. Ese método presenta el objetivo de controlar los métodos y manera de aprendizaje de las máquinas, de forma que el aprendizaje de nuevas tareas o habilidades esté controlado y se eviten así sorpresas desagradables.

La Inteligencia Artificial permite actualmente a los dispositivos desarrollar sus propias soluciones a los problemas planteados. Según este criterio, si a una máquina se le pide que construya un edificio de determinada altura, puede llegar a realizarlo de una forma que no sea la deseada por el ser humano, pero que cumpla el objetivo de altura requerido.

Este supuesto daría cabida a esa hipotética rebelión de las máquinas, en la que los robots que van a la oficina en Japón olviden sus obligaciones porque consideren que la solución a sus problemas es acabar con el ser humano y tomar el control. Pues bien, es aquí donde entraría el nuevo procedimiento de machine learning.

Según indican en Engadget, la idea no es otra que implementar un método de control a través de recompensas similar al que estamos acostumbrados a ver con las mascotas. De este modo, el robot o máquina obtendría una recompensa únicamente si realiza la tarea como corresponde, es decir, como la persona al mando desea.

Un sistema de control algo básico

Como muchos habréis podido pensar, este sistema de control introduce ciertas limitaciones para el desarrollo de la Inteligencia Artificial y de los dispositivos que la incorporan. Básicamente porque limita sus libertades, pero ese sería el precio que deberíamos de pagar para que estas máquinas no se desarrollen a su libre albedrío y puedan poner en peligro a las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://proyectogadget.com/control-inteligencia-artificial/