Noticias de Gadgets, Tecnología y Lifestyle

Científicos australianos desarrollan un dispositivo para volver a caminar

Investigadores australianos han desarrollado una máquina cerebral que podría conseguir que la gente con daños en la medula espinal pudiera volver a caminar gracias a sus pensamientos. El dispositivo consiste en un electrodo que recibe el nombre de stentrode y que se coloca en un vaso sanguíneo del cerebro del paciente, acompañando al electrodo el cuerpo del paciente también debe incorporar una batería y un transmisor (mínimamente invasivos) a la altura del hombro.

El dispositivo biónico consigue funcionar gracias a que capta cierto tipo de actividad neuronal y la transmite a un procesador que puede dar las órdenes. De esta manera se podría llegar a controlar algún tipo de miembro robótico articulado o incluso un exoesqueleto. Del tamaño de un clip, el stentrode puede llegar a implantarse en el cerebro del portador sin necesidad de recurrir a cirugía mayor.

Stentrode ha sido ya probado con ovejas

                                                 Las ovejas han dado resultados muy positivos

 

Novedoso y poco invasivo

Terry O’Brien, jefe del Departamento de Medicina de la Universidad de Melbourne ha declarado que “esta tecnología es muy interesante”, y es que “se trata de la primera vez que somos capaces de probar y desarrollar un dispositivo que puede ser implantado sin necesidad de cirugías invasivas. El beneficio más obvio para aquellos que sufren alguna parálisis debido a un daño en su columna es que se trata de una intervención muy poco invasiva para su cuerpo”.

Construido en nitinol, una moderna aleación de níquel y titanio, el nuevo dispositivo espera a ser implantado en su primer paciente humano en el año 2017, en el Royal Hospital de Melbourne. En ensayos clínicos ya realizados, el dispositivo se ha mostrado capaz de funcionar a la perfección con ovejas, por lo que las expectativas en su implantación en humanos son muy altas.

Los exoesqueletos hechos funcionar por la mente

                                                  ¿Estamos ante el futuro de la medicina?

 

De acuerdo con los investigadores, los primeros portadores humanos del stentrode deberían ser personas jóvenes que hayan sufrido daños severos en su columna, candidatos que sean también proclives al uso de exoesqueletos para sus piernas. La razón es tan simple como que este tipo de candidatos suele presentar una recuperación más rápida frente a las intervenciones y deberían ser menos propensos a rechazar la implantación.

Lo importante es que estamos ante un avance esperanzador que bien podría aportar mejoras en las condiciones y calidades de vida de aquellos que han sufrido algún daño motor grave y a día de hoy sufren impedimentos en sus capacidades motoras. El futuro está cada vez más cerca.

Hay 2 Comentarios

Agregar un comentario
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2015 Frontier Theme