Apple despide 2016 sin récords y con dudas

Es bastante probable que en Cupertino no vayan a recordar el 2016 como un año de altos vuelos. La compañía de la manzana ha tenido que ver por primera vez cómo descendían las ventas del iPhone o afrontar las críticas contra el esperado nuevo modelo de MacBook Pro. Son sólo dos ejemplos que confirman el balance negativo del año que estamos a punto de cerrar.

Por otro lado es cierto que las ventas de Apple siguen en cifras que otras compañías ya soñarían con tener, pero parece que por primera vez en mucho tiempo en Cupertino tienen que afrontar una tendencia negativa para responder a las peticiones y deseos de los usuarios.

De hecho, ahora mismo la compañía tiene que enfrentar dos situaciones delicadas que pueden marcar el rumbo de sus finanzas en el futuro más inmediato. Hablamos del problema de la cámara a bordo del iPhone 7 Plus y de la falta de confianza en sus ordenadores portátiles, de la que Microsoft ya puede estar sacando rendimiento gracias a las ventas cosechadas por Surface Studio.

 

¿Están los usuarios de Apple confundidos?

Una vez identificada la racha negativa, lo ideal es buscar razones, síntomas o consecuencias, algún factor que pueda ayudar a revertir la situación. En Engadget apuntan hacia que la confusión o enfado provocado en sus usuarios habituales puede haber sido crucial a la hora de llevar a Apple a esta mala racha.

Y es que el hecho de eliminar los puertos USB del MacBook Pro y eliminar el puerto jack a bordo del iPhone pueden haber sido demasiados cambios para asimilar al mismo tiempo. Los usuarios han visto como el ecosistema de Apple dejaba de ser totalmente compatible entre sí, y eso ha supuesto más de un enfado.

Claro, si tu tienes unos auriculares lightning y no tienes manera de enchufarlos a tu MacBook Pro ¿Para qué narices te estás gastando el dinero? Porque ya conocíamos la falta de sintonía entre entornos Mac y entornos Android o Windows, pero estas nuevas dificultades encontradas en la familia de Apple no han ayudado a nadie.

A Apple le toca reaccionar

Llegados a este punto, Apple sabe que debe reconducir la situación. Insistimos que ni mucho menos la firma se encuentra en un momento crítico, pero la experiencia nos dice que no sería bueno alargar en el tiempo esta racha negativa. Desde la firma de Cupertino tienen clara la situación y la gran incógnita ahora es hacia dónde poner rumbo.

Si la solución para contentar a sus usuarios pasa por volver a ofrecerles un entorno que sea más compatible entre sí y con otros dispositivos, en Apple pueden optar por dos opciones: desandar el camino o seguir avanzando para poner a todos sus dispositivos en la misma línea de desarrollo.

 

Conociendo la historia de la marca de la manzana no parece muy probable que vayan a dar marcha atrás. Muchos sueñan con la inclusión de un puerto USB 3.0 en los MacBook Pro, pero eso pondría de manifiesto el error cometido por la compañía con sus ordenadores portátiles y le daría juego a sus rivales para sacar tajada de la situación.

Parece pues que sólo queda un camino y es mirar hacia delante. No sabemos cómo ni tampoco sabemos cuándo, pero parece que Apple deberá encontrar próximamente una forma de mejorar el ecosistema de sus productos y hacerlos más compatibles entre sí. Ahora mismo nos parece la única manera posible de recuperar a esos usuarios desencantados con la marca.

Lo mejor de toda esta situación es que parece factible que 2017 va a ser un año de desarrollo e innovaciones. Si además pensamos que Samsung también debe aportar novedades para recuperar su reputación perdida en 2016, agárrense al cinturón porque se vienen curvas en los próximos meses.

Un comentario sobre “Apple despide 2016 sin récords y con dudas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://proyectogadget.com/apple-2016-sin-records-dudas